Todo comienza en Nostria, uno de los continentes de Antara. Durante una época, fue un reino unido y sus habitantes se hacían llamar nostrianos. Pero hoy en día, el reino está pasando por tiempos difíciles. Los países están pidiendo la independencia, los bandidos merodean por las carreteras y las naciones extranjeras rechazan la autoridad del rey sobre ellas. Cuesta creer que hubo un tiempo en que la corona nostriana era un símbolo de dominio sobre el mundo entero. Aún no es demasiado tarde para recuperar su gloria pasada, pero requerirá un nivel de compromiso y voluntad que el rey perdió hace muchos años.